Palabras que envenenan / palabras que sanan


¿Eres consciente de cuán importantes son las palabras?

Las usamos al pensar, se las decimos a otros, las oímos… Se convierten en sugestiones cuando las escuchamos de los demás y en autosugestiones cuando nos las decimos a nosotros mismos.

1- Aléjate de aquellos que te transmiten mensajes negativos

¿En alguna ocasión cuando eras niño alguien te dijo -seguramente con intención cariñosa-, algo que te marcó negativamente durante muchos años? Quizás una tía, un abuelo, mamá…, te decía con su mejor intención “hola, mi gordito” u “hola, mi feita”. Y tal vez eso hizo que a partir de entonces empezaras a vestir de manera diferente para esconder tu barriguita o a llevar el pelo de otra forma para esconder tu cara.

Ese tipo de comentarios “cariñosos” pueden ser muy venenosos para una persona,  pueden favorecer que aparezcan complejos y que la persona se sienta mal consigo misma durante muchos años o incluso durante toda su vida.

¿En alguna ocasión, cuando dejaste de fumar o empezaste una dieta, una persona cercana a ti en quien confiabas y en quien te apoyabas te dijo “¡a ver cuánto duras esta vez, seguro que en una semana estás fumando de nuevo!” o “¡seguro que en una semana estás comiendo lo que no debes!”?

Las palabras nos pueden sanar o envenenar. Nos pueden empoderar o hundir. La palabra es muy poderosa, es el vehículo que nos lleva a poder o a no poder. A creer en nosotros mismos o a dudar de nosotros mismos. A sentirnos bien o mal con nosotros y con el mundo. Y esto ocurre tanto con las palabras que nos dicen los demás, como con las que nos decimos.

Y es especialmente importante que las personas de referencia (en quien más confiamos y que tenemos más cerca, que nos quieren y a quienes queremos, y aquellas en una posición de autoridad frente a nosotros), nos digan mensajes expansivos. Porque lo que oímos de esas personas cala más hondo que lo que nos dice cualquier persona que no conocemos de nada.

2- Expresa lo que SI quieres

Para mantener nuestra salud mental y para tener la vida que deseamos, los mensajes que recibimos y los que nos damos a nosotros mismos han de ser expansivos, en lugar de limitantes. Y para eso es necesario utilizar las palabras adecuadas que expresen lo que SI queremos en nuestra vida, no lo que NO queremos. Estamos acostumbrados a pensar en todo aquello que no queremos y lo tenemos muy claro. ¿Tenemos igual de claro lo que sí queremos? Porque en eso es en lo que es importante centrar nuestra atención. Todo aquello en lo que centramos nuestra mente es lo que atraemos a nuestra vida. Y hay quien pregunta “¿y por qué engordo?, si yo siempre estoy diciéndome a mi misma que no quiero engordar”. Porque nuestra mente subconsciente es muy obediente y muy literal, y la palabra NO no la registra. Si yo ahora te digo “no pienses en un pato rosa” ¿qué ocurre?, que el pato rosa aparece por tu mente, ¿verdad?

Si yo me digo a mi misma “no quiero sufrir más”, ¿sabrá mi mente qué es lo que quiero en lugar de sufrir? Probablemente no. Tendré que decirle lo que sí quiero en lugar de eso.

Imagínate que te subes en un taxi, por ejemplo en Madrid, y le dices al taxista “no me lleve a la Puerta del Sol”. Diciéndole esto ¿crees que te llevará a donde tú quieres ir? No. ¿Y por qué entonces nos decimos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean todo aquello que no queremos? “No quiero fumar más”, “no quiero que me grites”, “no quiero comer tanto”, “no quiero que me hieran”, “no quiero tener miedo a volar” … Si únicamente cambiáramos esto, el mundo sería un lugar mucho más feliz. Empecemos por nosotros mismos. ¿Verdad que es mucho más positivo decirte “decido estar sano y respirar aire puro en todo momento”, “te pido que me hables con dulzura y con cariño”, “me comprometo a comer poca cantidad”, “te agradezco que me trates amorosamente”, “elijo sentirme segura volando”…

Si aún con todos esos “programas” subconscientes que llevas almacenados en tu mente  y que proceden de los mensajes que has recibido a lo largo de tu vida y de las experiencias que has vivido, has podido llevar una vida medianamente satisfactoria, ¡imagínate la vida tan maravillosa que podrías tener si aprendes a reprogramar tu mente con un método sencillo, rápido y tremendamente efectivo como es PSYCH-K! Tan rápido como que un cambio de creencia sólo necesita de media entre 2 y 5 minutos.

Con PSYCH-K y con HIPNOSIS puedes predecir tu futuro, porque puedes diseñarlo a tu gusto y …

¡PERMITIRTE BRILLAR!

(Artículo de Matilde Santos Leal publicado en Universo Holístico en Noviembre de 2013)


Si te ha gustado este post dale a ‘me gusta’, COMPARTE y coméntame tus opiniones.



¿TE GUSTARÍA ESTAR EN FORMA Y NO LO CONSIGUES? 8 CLAVES PARA QUE TE SEA FACIL


Tomaste la decisión firme de hacer ejercicio 2 o 3 días a la semana durante 1/2 hora y no lo hiciste más que unos días.

Te apuntaste a un gimnasio, fuiste durante el primer mes y después lo dejaste porque no tenías tiempo, porque había cosas más importantes que hacer.

Te apuntaste a clases de zumba con amigas para comprometerte a mover tu cuerpo al menos un día a la semana y pasarlo bien y una tras otra lo fuisteis dejando

¡Hasta ahora nada te ha funcionado!

Y todo esto tras haberte hecho unos cuantos balances de PSYCH-K para modificar las emociones y creencias limitantes que hacen que te comportes así.

Entonces ¿qué te falta por hacer?

Te falta llevar a cabo un plan de acción que sea facil, divertido y que te requiera el mínimo tiempo y esfuerzo posible. ¿Pero cómo?

Aquí van unas sugerencias:

1- Decide qué tiempo quieres dedicar a la semana a mover tu cuerpo.

2- Pon en tu agenda una cita contigo misma los días y horas que hayas decidido.

3- Toma la decisión firme de que, PASE LO QUE PASE, ese TIEMPO es PARA TI. ¡Que no hay nada más importante que tu!

4- Llegado el momento de tu cita, ponte ropa cómoda y pon tu música preferida.

5- Empieza a mover tu cuerpo, lentamente, estirando cada músculo (no te olvides de la cara) y moviendo cada una de tus articulaciones, muuuuuy despacio. Sintiendo tu cuerpo y lo agradable que es la sensación de movimiento. Siente tu respiración. Siente cómo el aire entra y sale de tus pulmones lentamente, suavemente.

6- Olvídate de cualquier otra cosa que tengas pendiente. Este tiempo es para ti y solo para ti.

7- Durante este rato de tu cita contigo misma, está prohibido hacer cualquier otra cosa que no sean los 6 pasos anteriores (y si no haces esos 6 pasos anteriores, no hagas nada). Reclínate en un sofá, pon la música y simplemente siente tu cuerpo). Recuerda que este rato es para ti y solo para ti. En este momento no hay ninguna tarea más importante que tú.

8- Cuando lleves un mes moviendo tu cuerpo durante esas citas contigo misma, entonces empieza a intercalar, entre los movimientos libres, algún ejercicio específico que te ayude a tonificar las zonas del cuerpo que quieras tonificar (en breve iré añadiendo a este blog ideas de ejercicios interesantes a realizar para trabajar cada parte del cuerpo).

Lo único que te faltaba era comprometerte contigo misma firmemente y ponerte al principio de tu lista de prioridades.

Regalarte tiempo para ti sabiendo que te lo mereces, que todo lo demás hay momentos en que es secundario.


Si te ha gustado este post dale a ‘me gusta’, COMPARTE y coméntame tus opiniones.


[spacer height=”10px”]Todo lo aprendido lo enseñamos y lo practicamos en la SEMANA de Nutrición, Salud y Belleza con el Método Santos®. Si quieres saber en qué consiste, y dónde y cuándo se celebra la próximo, pincha AQUÍ.



 

¡Permítete brillar!


[youtube id=”vqBzQ7V32zQ” align=”center” mode=”lazyload” autoplay=”no”]

“En primer lugar, para aquellos que no me conocen me presento. Soy psicóloga y psicoterapeuta, estudié derecho y psicología. Después me formé en Análisis Bioenergético durante 5 años, en Hipnosis 2 años, en PNL, hice la formación completa de PSYCH-K®. Después me certifiqué como instructora internacional de PSYCH-K® y de PER-K®, y hoy en día me dedico fundamentalmente a enseñar PSYCH-K® y PER-K®.

Durante años he estado especializada en tratar mediante hipnosis y PNL diversos temas relacionados con la salud, depresiones, ansiedad, obsesiones, fobias, problemas relacionados con la autoestima, problemas sexuales; en fin, temas relacionados con limitaciones emocionales y mentales de todo tipo, y muy especialmente me he dedicado a ayudar a las personas a dejar de fumar y a adelgazar.

Mi interés por la salud y en especial por la nutrición viene de lejos. Mi madre fue siempre una mujer muy interesada en la salud natural. Cuando éramos niños evitaba en la medida de lo posible la medicina alopática y buscaba remedios naturales. Sufrió un cáncer de colon y buscó alternativas mediante la nutrición. Entonces todo este interés por la salud natural me viene fundamentalmente de ella y a través de ella, así que aprovecho para agradecerle a mi madre por su sabiduría y por su empeño en mantener la salud suya y la de toda su familia.

Hace ya unos cuantos años yo sufrí un problema de piel importante, para el que la medicina alopática no me daba soluciones. Me salieron granos terribles por toda la cara, que me duraban meses, y que llegaban a hacerme cicatrices tremendas en la piel. Algo que no me había ocurrido nunca y que era exageradamente visible. Y era un problema para el que la medicina alopática no daba soluciones. Los dermatólogos me diagnosticaron rosácea, y me dijeron que eso no tenía solución, que la causa podia ser por el calor, por el frío, por la alimentación, por el estrés, … en fin, que no tenían ni idea de cual podía ser la causa. Y la única solución que me daban era una pomada antibiotica para ponerme en la piel. Pomada que nunca llegué a utilizar, porque yo sabia que no era ese el problema, que no era un problema externo, y que la solución tenía que ser otra, menos agresiva. Entonces, indagando e investigando, y con la ayuda de mi hermano, el Dr. Santos, médico psiquiatra, ginecólogo y obstetra, empecé a experimentar con la alimentación, porque yo intuía que tenía que ver con la alimentación, algo que comía me estaba haciendo daño. La gente me decía, “eso debe de ser por las grasas, quita las grasas”. En una ocasión, recuerdo que me comí un plato de macarrones con chorizo, y efectivamente, al día siguiente o a los dos días la piel se me puso muchísimo peor, y yo dije, “ves … claro, tiene que ver con las grasas, tiene que ver con el chorizo de los macarrones”. Sin embargo, después de mucho investrigar e indagar y haciendo experimentos con mi alimentación, y quitando determinados alimentos de mi dieta, llegué a la conclusión de que era un problema de intolerancia al gluten y a los cereales en general. En cuanto quité el gluten y los cereales de mi alimentación, el problema se resolvió en cuestión de muy poquito tiempo. A pesar de que los médicos me habían hecho una prueba, un análisis de sangre, para ver si las probabilidades de que fuera intolerancia al gluten eran elevadas. Y resultó que no, que la prueba dió negativa, y entonces ya no me hicieron más pruebas de intolerancia al gluten. Sin embargo es clarísimamente una intolerancia al gluten y a otros cereales. En cuanto como cereales hoy en día noto los efectos. Entonces, durante todo ese tiempo que estuve investigando con mi propio cuerpo, llegué a una serie de conclusiones en relación con la alimentación, que después me han confirmado estudios e investigaciones que se están haciendo hoy en día y que hacen ver lo equivocada que ha sido la información sobre nutrición que nos han estado dando durante los últimos 50 años.

Entonces, ¿por qué este blog?
En primer lugar porque me gustaría poner por escrito, y de forma ordenada todas mis ideas y conocimientos sobre la salud, y sobre la alimentación y nutrición fundamentalmente, y ésta es una buena manera de hacerlo.
Y en segundo lugar porque quiero poder dar respuesta a las personas que acuden a mi con temas de salud, especialmente con temas de sobrepeso, con obesidad y que, cuando les explico me dicen “¿y dónde puedo leer sobre eso?, ¿dónde puedo encontrar más información?” Como mis conocimientos proceden de muchas fuentes y de mi propia experiencia conmigo misma y con mis clientes, no es fácil dar respuesta a esa necesidad de información con unas pocas fuentes, libros o páginas web. Hay demasiada información hoy en día sobre nutrición y mucha información errónea, basada en ideas desfasadas, y sin fundamentos científicos.

Por todo esto, quiero dar respuesta, en la medida en que me sea posible, y tratando de basar la información que transmita en estudios científicos, a las dudas que afloran cuando una persona desea empezar a cambiar sus hábitos de vida para llevar una vida más sana. No es una tarea facil, pues hay muchísima info que ordenar y transmitir, sin embargo voy a tratar de hacerlo de la manera más clara posible.

También comentar que yo me dedico fundamentalmente a lo relacionado con la salud mental, emocional y espiritual, sin embargo, y como dijo el autor romano Décimo Junio Juvenal: “Orandum est ut sit mens sāna in corpore sānō” (Cuya traducción es: “Debemos orar para poder tener una mente equilibrada en un cuerpo equilibrado)”. Esta cita está extraída de uno de los poemas satíricos escritos por este autor romano, a caballo entre los siglos I y II d.C. Debemos encuadrar esta frase dentro del contexto de la época, en la que las civilizaciones daban gran importancia a la formación intelectual, atlética y espiritual del individuo, es decir, mente, cuerpo, y espíritu). Y yo considero que debe de ser así si queremos abordar al ser humano desde una perspectiva holística. PSYCH-K® y PER-K® se encargan de los ámbitos mental, emocional y espiritual, sin embargo debemos tener también en cuenta al cuerpo físico y buscar la mejor manera de mantenerlo en un equilibrio sano. Así que en este blog voy a tratar de temas varios en relación con todo esto. Y como dijo Hipócrates, considerado el padre de la medicina moderna, (Grecia, siglos V y IV a. C.): “Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina.” Así que vamos a hablar del alimento y de la nutrición.

Y también decía Hipócrates, “Tus fuerzas naturales, las que están dentro de ti, serán las que curarán tus enfermedades.” Y por eso vamos a buscar la manera de cuidar la salud del cuerpo y asímismo, tener presente que debemos encontrar la manera de activar “tus fuerzas naturales, las que están dentro de ti”. Y esto último es lo que vamos a conseguir a través de PSYCH-K®.

No hace mucho clarifiqué cual es mi objetivo en la vida, nunca me había detenido a expresarlo con claridad, y es algo que me ha ayudado enormemente a tener claridad en muchos ámbitos de mi vida y ese objetivo es: ser la mejor versión de mi misma en todo momento, (y eso implica la mejor versión de mi misma espiritual, mental y físicamente) y ayudar o contribuir a que las personas que me rodean, en mi vida personal y profesional, puedan ser también la mejor versión de si mismas. Y esto incluye, espíritu, mente, y también, por supuesto el cuerpo. Porque el cuerpo es el soporte físico de nuestra mente y de nuestro espíritu. Y es importante mantenerlo sano y equilibrado para que nuestra mente y nuestro espíritu también lo estén.

Por otra parte en PSYCH-K® hablamos de que, además de los procesos para equilibrar nuestra mente y nuestro espíritu, debemos llevar a cabo un plan de acción. Este plan de acción, en el ámbito de la salud, debe incluir el cuidado de nuestro cuerpo, a través de lo que le aportamos, a través de la alimentación y del resto de hábitos saludables como el ejercicio físico.

Y por último mencionar también algo en lo que PYSCH-K® y PER-K® hacen mucho hincapié, que es el hecho de estar en armonía con la naturaleza. Y esto, de nuevo lo decía ya el sabio Hipócrates en la Grecia del siglo V y IV antes de Cristo: “Ni la sociedad ni el hombre ni ninguna otra cosa deben sobrepasar -para ser buenos-, los límites establecidos por la naturaleza.” Y este es un tema fundamental en el que Rob Williams (originador de PSCHY-K®) y Bruce Lipton (Dr. en Biología, uno de los padres de la epigenética y autor de los libros: La Biología de la Creencia, La Biología de la Transformación, y El Efecto Luna de Miel), hacen mucho hincapié. Este tema de respetar la naturaleza, y de mantenernos en armonía con ella, es algo a lo que también creo que debemos darle mucha importancia y yo desde luego se la doy. Esto quedará también reflejado en mi blog.

En definitiva, mi objetivo en la vida es brillar y favorecer que otros brillen también.

Así que a partir de ahora, ¡PERMÍTETE BRILLAR!”


Si te ha gustado este post dale a ‘me gusta’, COMPARTE y coméntame tus opiniones.


[spacer height=”10px”]Todo lo aprendido lo enseñamos y lo practicamos en la SEMANA de Nutrición, Salud y Belleza con el Método Santos®. Si quieres saber en qué consiste, y dónde y cuándo se celebra la próximo, pincha AQUÍ.